Usufructo de dinero

usufructo-dinero

Usufructo de dinero

Es habitual que en las herencias resulte que el cónyuge supérstite deviene usufructuario de una suma de dinero, con dispensa del deber de prestar fianza por parte del testador. Es también común pensar que el usufructuario no puede disponer de ese dinero sino sólo de los intereses.  Pero no es así, y los procuradores en Murcia Sevilla Flores te lo vamos a explicar.

El usufructo del dinero constituye un cuasi-usufructo o usufructo impropio regulado por el art. 482 del C.C., que dispone que si el usufructo comprendiera cosas que no se puedan usar sin consumirlas – como es el dinero-, el usufructuario tendrá derecho a servirse de ellas con la obligación de pagar el importe de su avalúo al terminar el usufructo, si se hubiesen dado estimadas;  cuando no se hubiesen estimado, – sigue diciendo el artículo- tendrá el derecho de restituirlas en igual cantidad y calidad, o pagar su precio corriente al tiempo de cesar el usufructo.

Dicho de manera más complicada: cuando por la naturaleza de la cosa dada en usufructo, cosas consumibles al primer uso cual es el dinero, el “ius utendi” apenas tiene valor sin el “ius abutendi” o derecho a consumir la cosa, es el propio ordenamiento jurídico el que consiente la destrucción y consunción de la cosa para imponer al usufructuario la obligación de devolver el “tantundem….”.

Es decir, el usufructuario podrá disponer de las cosas consumibles pero tendrá la obligación de devolver otro tanto, o su valor, al terminar el usufructo. Para garantizar dicha devolución se pueden exigir garantías al usufructuario. Y los nudos propietarios ostentaran un derecho de crédito sobre el usufructuario para la restitución del dinero a la extinción de éste.

Entonces el viudo/a que hereda el usufructo vitalicio de una suma de dinero con revelación de fianza, podrá disponer del dinero, y como, al ser vitalicio el usufructo, solo se extingue con su muerte, no le afectará la obligación de devolverlo sino que esa deuda será heredada, en su caso, por sus herederos, quienes habrán de devolver el dinero a los herederos del otro cónyuge premuerto.

Si son los mismos y con la misma participación en las herencias, procederá la compensación y no habrá problemas. Si no es así habrá que empezar a hacer cálculos y plantearse incluso repudiar la herencia del usufructuario. Así es el usufructo de dinero.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>