Poema “Trámite” de Manuel Rivas

Os dejamos a continuación un poema que nos ha gustado mucho en el despacho:

“Salió temprano de la ciudad,

a esa hora en que riegan los jardines

y las calles huelen a un recuerdo de pescado, pan y leche.

Pasó veloz por el mapa hasta dejarse ir por una pista forestal.

El sol estaba tan bajo que hervía en sus manos.

El desvío desembocó en un sendero más estrecho

y el hombre echó a andar.

El sendero se hizo ahora hondo y sombrío,

cubierto por una bóveda de laurel

y un esplendor de helechos.

El suelo estaba húmedo y frenaba sus pasos suavemente.

Iba ya descamisado, con amables heridas en los brazos.

El camino cruzaba un arroyo y el hombre lo salvó,

saltando por islas de juguete.

Luego tomó el atajo de los árboles blancos,

hasta el viejo molino.

Se sentó junto a una presa, donde dormía el agua

su sueño verde,

Limpió el sudor y abrió el portafolios.

Sí, señor, aquel era el prado que había que embargar”

Manuel Rivas

Esta entrada fue publicada en Sobre la Procura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>